El Gobierno creó el Comando Conjunto Marítimo para la defensa de las aguas territoriales

Politica
Lectura

Este martes, el Gobierno oficializó la creación del Comando Conjunto Marítimo con el firme objetivo de vigilar, controlar y preservar las aguas territoriales, frente a la depredación pesquera de buques extranjeros.

data-adtype="cajagrande"/>

Así lo estableció la Resolución 244/2021, que fue publicada este martes en el Boletín Oficial y que fue firmada por el ministro de Defensa, Agustín Rossi.

"Los espacios marítimos nacionales y el Atlántico Sur constituyen un área de valor estratégico en virtud de sus reservas de recursos naturales, por ser una vía de comercio internacional y constituir una puerta natural de los intereses nacionales hacia el Continente Antártico", sostiene el documento.

En tanto, afirma que "la función de vigilancia permite contribuir con la alerta estratégica nacional ante la detección e identificación de anomalías que constituyen indicios de una afectación a los intereses nacionales en el ámbito marítimo".

BANER MTV 1

Además, aclara que "la República Argentina ejerce su soberanía y jurisdicción sobre los diferentes espacios marítimos establecidos por ley y con arreglo a la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar, incluyendo zonas en las que existe libertad de navegación y rige el principio de jurisdicción del Estado del pabellón para los buques extranjeros que naveguen más allá del mar territorial de nuestro país".

EN 2017, un sobrevuelo detectó casi 200 embarcaciones pescando calamar muy cerca del mar Argentino. Foto Daniel Feldman.

EN 2017, un sobrevuelo detectó casi 200 embarcaciones pescando calamar muy cerca del mar Argentino. Foto Daniel Feldman.

El Comando Conjunto Marítimo dependerá del Jefe del Estado mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, a través del Comando Operacional de las Fuerzas Armadas y tendrá a disposición "los recursos humanos y materiales que les sean requeridos, a los efectos de ejercer las actividades de vigilancia y control de los espacios marítimos y fluviales de jurisdicción nacional y de interés, determinados por el Poder Ejecutivo Nacional".

A principios de diciembre, la Armada de Chile informó que varios buques chinos habían cruzado el Estrecho de Magallanes y que se dirigían al Mar Argentina, donde cada año llegan en busca del calamar. De esa manera, depredan ilegalmente los recursos pesqueros del Atlántico Sur.

Pocos meses antes, Greenpeace había alertado sobre "la entrada ilegal de casi 100 buques pesqueros del este asiático a la zona económica exclusiva argentina" (ZEEA), que "venían tras la pesca de calamar". Se estima que estas embarcaciones pueden llegan a capturar 50 toneladas por noche y algunos barcos pueden llegar a medir hasta 70 metros de eslora.