Roban $ 5 millones y armas en un asalto a una verdulería de Rosario

Policiales
Lectura

En los videos se los ve con el rostro cubierto. Uno lleva una máscara plástica, de cotillón. Todos están armados y apuntan a los empleados, les gritan, pero no los golpean.

Portan bolsos grandes, donde van colocando el jugoso botín: 5 millones de pesos y dos armas calibre 45.

Las escenas parecen las de una típica película donde se comete un asalto. El golpe comando, cometido por al menos cuatro ladrones, fue cometido el viernes a la mañana en una verdulería que se dedica a la venta al por mayor y menor en la localidad de Villa Gobernador Gálvez, en el sur del Gran Rosario. Fueron apenas un par de minutos

El asalto fue cometido a las 6.45, minutos después de que abrió sus puertas el comercio. En las cámaras de seguridad del comercio se ve llegar a los integrantes de la banda en un utilitario rojo, marca Kangoo. Los vecinos indicaron más tarde que lo vieron el vehículo un rato antes, merodeando el lugar.

🚔🚓 Así fue el golpe comando en una verdulería de Villa Gobernador Gálvez

BANER MTV 1

En dos minutos robaron 5 millones de pesos y armas. El negocio está ubicado en 3 de Febrero y 17 de Octubre. 📹Imágenes exclusivas. #De12a14pic.twitter.com/n1WvgcM65m

— De12a14 (@De12a14) May 7, 2021

“Estaban organizados, sabían todo. Tenían bolsos grandes. Estaban preparados”, comentó Rubén, empleado de la verdulería “Lo mejor”, ubicada en la esquina de 3 de febrero y 17 de octubre.

Los investigadores estiman que la banda contaba con datos precisos. Que conocían el monto aproximado que había en el lugar, una cifra millonaria que sería producto de la recaudación de varios días. Resueltos, se los ve bajar del utilitario e ir obligando a ingresar a los empleados que ubicaban la mercadería en el exterior.

Una vez adentro buscaron directamente la oficina donde ya estaba una empleada administrativa. Allí estaba la caja fuerte que en su interior tenía el dinero y las dos armas.

Uno de los asaltantes permaneció arriba del auto, listo para escapar apenas estuviera concretado el robo.

“No fueron violentos, para nada. Nos redujeron y apuntaron. Nos portamos bien porque si no esto podía terminar mal”, admitió el empleado del local.

En los registros se ve cómo los delincuentes reúnen a los empleados en el interior para que no escapen ni alerten sobre la situación. Los trabajadores están con las manos levantadas. Con la encargada de la administración eran ocho en total. No había clientes. Nadie fue lastimado.

Antes de escapar, los ladrones le pidieron a los empleados que se quedaran adentro. Ni siquiera se tomaron el trabajo de atarlos. “Nos dijeron que nos quedemos adentro y salieron corriendo”, indicó el testigo.

Por el momento no hay detenidos ni se halló el utilitario utilizado para concretar el millonario robo.

LM