Además del invicto de 36 partidos, Argentina perdió ante Arabia Saudita un récord casi centenario

Deportes
Lectura

La selección argentinade fútbol masculino perdió ante Arabia Saudita por 2 a 1 en el debut del Mundial de Qatar 2022.

Aunque pasen los días, todavía parece increíble que una selección

La selección argentinade fútbol masculino perdió ante Arabia Saudita por 2 a 1 en el debut del Mundial de Qatar 2022.

Aunque pasen los días, todavía parece increíble que una selección

con tan poca tradición futbolística le haya puesto semejante freno a la “Scaloneta”, resolviendo muy bien los furiosos ataques de los comandados desde el verde césped por Lionel Messien el primer tiempo, golpeando justo en el comienzo del segundo y defendiéndose de la mejor manera para cuidar un triunfo que sorprendió al mundo.

Fue el primer “batacazo” del mundial, aunque los argentinos ya no nos sentimos tan solos después de la derrota de Alemania ante Japón.

La primera sorpresa del mundial de Qatar 2022 la dio Arabia Saudita y superó a la Argentina

BANER MTV 1

Pero la selección argentina no solo volvió a perder después de mucho tiempo y de 36 partidos, se quedó a uno del récord sin derrotas que sigue manteniendo Italia y arrancó mal el mundial, donde muchos la daban y la dan (¿por qué no seguir soñándolo?) como candidata al título.

Argentina perdió un récord casi centenario

La selección argentina perdió ante Arabia Saudita un récord casi centenario. Después de 92 años, le dieron vuelta un partido que al término del primer tiempo iba ganando. Porque recordemos que ante los saudíes, los dirigidos por Lionel Scaloni ganaban 1 a 0 al término del primer tiempo, cuando le anularon tres jugadas por off side que terminaron con la pelota en el fondo de la red, pero el VAR las invalidó, aunque los hinchas hayamos gritado como si hubieran sido goles legítimos.

Para encontrar un partido donde el rival nos haya “dado vuelta” un resultado como este, hay que reontarse a 1930. En aquel primer mundial, disputado en Montevideo, Uruguay, en el que participaron apenas 13 selecciones porque muchos suponían que Argentina y los locales eran imbatibles favoritos para ganarlo, la final fue la que todos preveían.

Kempes sin piedad sobre la actuación de la Scaloneta: "Sobró al rival, muy cancheritos por momentos"

Pero ¿cómo fue aquella final? ¿Cuál fue la polémica que enfrentó a argentinos y uruguayos antes del partido? Claro eran otros tiempos y no había pelota oficial, diseño exclusivo ni microchip para cobrarle off side “semiautomático" a cada ataque argentino…

En aquel lejanísimo 1930, los argentinos estaban acostumbrados a jugar con una pelota, y los uruguayos con otra. Por supuesto, la discusión fue que cada selección pretendía jugar con el balón al que estaban acostumbrados. Hoy, algún entrenador hubiera entrenado a los jugadores con las dos pelotas para evitar sorpresas. Pero en la primera mitad del siglo pasado, no había tanto “trabajo” ni videoanalistas ni “estudiar al rival”. Se salía a la cancha a jugar como mejor se sabía, con los recursos y el estilo propios y sin pensar que el fútbol nace en un laboratorio.

Así las cosas, un fallo salomónico hizo que se jugase un tiempo con cada una. Y casi como en el partido en que la albiceleste perdió con Arabia Saudita, fue un tiempo para cada uno. El primer tiempo terminó con el triunfo parcial de la Argentina, aunque había comenzado ganando el local con gol de Pablo Dorado. Carlos Peucelle empató y Guillermo Stábile puso el 2 a 1 con el que se fueron al descanso. Pero el complemento fue otra cosa. Los uruguayos con “su” pelota, su localía y su empuje, empataron primero por medio de Pedro Cea, se pusieron en ventaja con gol de Vicente Santos Iriarte y a un minuto del final, Héctor Castro puso el definitivo 4 a 2.

Los últimos debuts de la Selección Argentina en los Mundiales

Otras derrotas mundialistas de Argentina

Hubo, claro, otras derrotas mundialistas para la Argentina a través de los años. De todos los colores y de todas las maneras. Derrotas inesperadas, derrotas demoledoras, derrotas por muy poco, derrotas previsibles, derrotas inexplicables. Todas y cada una de ellas, dolorosas.

En el mundial de 1934 en Italia, la selección argentina también había empezado ganando ante Suecia pero se lo empataron antes de terminar el primer tiempo. Perdió 3 a 2 y quedó eliminada.

La fuerte advertencia de Ruggeri a la Selección Argentina: "La vamos a pasar mal..."

En 1958, en el llamado “desastre de Suecia”, también había empezado ganando ante Alemania Occidental, pero se lo dieron vuelta antes de terminar la primera etapa. El resultado final fue 3 a 1 para los germanos.

Pero tuvieron que pasar 92 años desde aquel 30 de julio de 1930 para que la selección pierda un partido que ganaba al término del primer tiempo. Justo en el debut de Qatar 2022. Justo contra un rival que a todos nos parecía “accesible”. Pero nos dio una lección de fútbol, repetida hasta el hartazgo pero siempre vigente: “En la cancha, son once contra once”. La historia es muy linda para recordarla, para tenerla presente, para no cometer los mismos errores. Pero la historia nunca ganó un partido de fútbol.