Policía que le disparó un camionero habría querido "instalar" que la víctima llevaba droga y estaba armado

Policiales
Lectura

Este lunes, el oficial de la Policía de San Juan Ricardo Rodríguez Garay tuvo la audiencia de formalización en la que los fiscales presentaron el caso ante la jueza de Garantías.

Se lo acusa de haber cometido "gatillo fácil" contra el camionero Gastón Orihuela, quien murió luego de que le dispararan en medio de una larga persecución.

Pasadas las 11:30, el policía debió presentarse en la audiencia donde los fiscales Iván Grassi y Francisco Pizarro presentaron el caso ante la jueza de Garantías Flavia Allende. El mismo es representado por el abogado penalista Martín Zuleta y esta mañana acudió al lugar acompañado por su familia.

Un policía enloqueció en San Juan y mató de cinco balazos a un camionero que quería evitar una infracción

Rodríguez, quien tenía a sus familiares sentados a no más de 3 metros, se mostró calmo y escuchó el relato de uno de los fiscales en silencio y sin hacer gestos, a excepción del momento en el que movió la cabeza, en signo de negación, cuando mencionaron que le sacó el arma a un compañero para continuar disparándole al camión de Orihuela.

BANER MTV 1

El oficial está acusado de cometer "gatillo fácil" contra el camionero riojano, quien fue asesinado este viernes por la noche de cinco balazos en el marco de una persecución policial que duró unos 20 kilómetros en la provincia de San Juan, departamento Valle Fértil.

Fuentes policiales indicaron que los oficiales le dispararon a la víctima en 16 ocasiones, hasta que el camión chocó contra otro vehículo y su conductor murió poco después.

Gastón Orihuela
Gastón Orihuela, el camionero asesinado.

Según trascendió, Orihuela cometió una contravención de tránsito y los oficiales intentaron dirigirlo hacia la seccional 12. Sin embargo, en un momento determinado el camionero se habría negado a seguir a los policías, lo que derivó en su huida y desencadenó la fatal persecución sobre la ruta provincial 510.

Tras lo ocurrido, Diario de Cuyo indicó que fuentes vinculadas al caso revelaron que el oficial buscó "instalar" que los disparos fueron para frenar la huida del camionero que iba armado y llevaba droga, aunque ninguno de dichos elementos habrían sido encontrados en la escena del crimen.

Rodríguez es el principal acusado por la muerte de Orihuela junto a otros tres efectivos que viajaban junto a él en el patrullero y que en sus declaraciones lo habrían señalado como el autor de los disparos y como quien dirigía la persecución.

Matan a un camionero a balazos en San Juan por una contravención: un policía detenido

"Se han contado 16 impactos en el camión, eso incluye la parte de atrás, el costado y el frente", indicó el fiscal Grassi sobre lo ocurrido.

Según la reconstrucción del hecho, Rodríguez disparó un primer tiro de advertencia con un arma larga AT y ante la falta de respuesta del camionero continuó disparando varias veces más con su arma reglamentaria hasta vaciar su cargador y luego habría tomado el arma del conductor, a quien le habría ordenado que adelantara al camión que estaba siendo perseguido.

La palabra del jefe de la Policía de San Juan

Luego de lo ocurrido, el jefe de la Policía sanjuanina, comisario general Eduardo Lirola, se pronunció al respecto y reconoció que se trata de un "hecho grave" y aseguró que la fuerza se puso a disposición de la Justicia para evaluar la eventual culpabilidad de Rodríguez.

"No hubo tiroteo. Hacía muchos años que no teníamos un hecho de esta naturaleza. Esto es un hecho grave que enluta a la institución policial", expresó en diálogo con la prensa.

Eduardo Lirola, jefe de Policía de San Juan.
Eduardo Lirola, jefe de Policía de San Juan.

El jefe de la fuerza sanjuanina informó que está en marcha una investigación sobre los hechos y manifestó: "Estamos para defender la vida humana, no para atentar contra ella. Nos ponemos a disposición de la Justicia para que se evalúe y se determinen culpabilidades".

"No sé qué ha producido en él (por Rodríguez) este hecho de usar el arma contra alguien, no había peligro de vida ni de él ni de terceros", concluyó el comisario Lirola.

En el lugar los investigadores secuestraron un arma antitumulto, tres pistolas reglamentarias, el camión, el patrullero, un teléfono celular, 20.000 pesos y pertenencias de Orihuela.

AS. / ds