Daniel Gollan: "Hay 5000 clínicas que están prácticamente quebradas"

Salud
Lectura

En diálogo con Jorge Fontevecchia, Daniel Gollan definió la situación sanitaria como “crítica”. Explicó que no sólo el sistema de salud está en crisis, sino que también el sector privado está

en estado grave. Explicó por qué la economía y diversos factores generados por las decisiones gubernamentales afectan a la salud de la población, tal como sucedió en Grecia y está sucediendo en Estados Unidos. “Es un impacto fuerte que se verá con el tiempo, porque además vienen acompañados de otros factores, no solamente de la falta de respuesta sanitaria, sino la mala alimentación, la falta de nutrición, la depresión, las situaciones de salud que no se pueden controlar; El combo es generalmente muy malo”, expresó en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Daniel Gollan es diputado nacional de UxP de la provincia de Buenos Aires, fue ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, y también de la Nación en el año 2015. Además, fue director nacional de Análisis Técnico y Control del Narcotráfico en 2010, subinterventor en la Administración Nacional de Medicamentos (ANMAT) en el 2008.

Ayer, el gobernador Axel Kicillof, anunció que la provincia de Buenos Aires se hará cargo de la compra de los medicamentos oncológicos que el gobierno nacional discontinuó desde la llegada de Javier Milei.

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Juicio por el atentado contra Cristina Kirchner: declaran Brenda Uliarte y Nicolás Carrizo en la segunda jornada

BANER MTV 1

¿Qué relación existe entre la crisis económica y la reducción de la prolongación de la vida? Con respecto a lo que pasó en Grecia cuando aumentaron, en su crisis económica más grave, la cantidad de muertes por infartos o por cáncer. ¿Qué impacto tiene una crisis económica en la salud pública?

Claramente lo estamos viendo en lo cotidiano. Y antes de mencionar la idea, ratificar que los que venimos trabajando hace mucho tiempo en el campo sanitario no es que decimos “estaba todo bárbaro”, sino que al contrario. Hace muchos años, un grupo muy grande a lo largo y a lo ancho del país, y fundamentalmente en la provincia de Buenos Aires, venimos trabajando una idea de mejorar nuestro sistema sanitario porque no hay problemas que sean coyunturales exclusivamente, sino estructurales.

Dicho esto, no venimos de una situación buena del sistema sanitario. Venimos de una situación que había que trabajar mucho para mejorar, un proyecto de organizarlo mejor, integrarlo funcionalmente, no es una cuestión de acumular todo sino es una estructuración y articulación funcional para que sea más eficiente. Veníamos de una realidad ya mala, y ahora se suma un proceso en donde una serie de variables muy fuertes que inciden sobre el sistema y que no se pueden decidir desde las provincias, vuelve a ponernos en una situación cada vez más crítica.

Esto tiene que ver con que todas las regulaciones del sector privado de la salud, todas las regulaciones de las obras sociales y las prepagas, no están en manos de las provincias. Cuando el Gobierno dice que es un tema de la provincia es mentira, no lo es. Es un tema que nos incluye a todos.

Santa Cruz: encontraron a una joven de 29 años muerta en un pozo cloacal

Ahora, ¿qué hace el gobierno nacional? Retira, en algunos caso totalmente, o hace una merma muy fuerte, de todos aquellos programas nacionales que, articuladamente con las provincias, daban sustento a un sistema. El ejemplo más claro y extendido es el de las vacunas, el programa nacional de inmunización, pero hay un montón de otros programas. Todos los programas hoy están en una situación muy complicada, empezando por programas de medicamentos de enfermedades de “alto costo” que en realidad son de alto precio, por eso son medicamentos que a veces tienen rentabilidades del 30.000%, y no es una metáfora.

Pasando de esos medicamentos a otros que no son tan caros, y que el Gobierno nacional ayudaba a proporcionar a través de distintos programas a los grupos de discapacidad, enfermedades crónicas no transmisibles, la hipertensión, y la más relevante que son las enfermedades infecciosas, hepatitis virales, VIH, y demás.

Todo eso está en merma, todo eso está a la baja. Los programas de prevención que tienen que ver, por ejemplo, con la prevención de embarazo en niñas y adolescentes (Plan Enia). Para que tengan una idea, a esta altura del año a la provincia de Buenos Aires le habían mandado 15.000 tratamientos subdérmicos para prevención de este tipo de embarazos, y a la fecha han recibido 200, prácticamente inexistentes. Así está todo.

hospitales públicos
La crisis en la salud afecta al sector público y privado.

Ahora, esto implica un impacto fuerte que se verá con el tiempo, porque además vienen acompañados de otros factores, no solamente de la falta de respuesta sanitaria; sino la mala alimentación, la falta de nutrición, la depresión, las situaciones de salud que no se pueden controlar. El combo es generalmente muy malo.

Usted mencionó el de Grecia, pero hay otros países que han bajado su expectativa de vida. El primero y más llamativo es Estados Unidos, que es el país que más baja la expectativa de vida en estos tiempos con una epidemia tremenda producida por las drogas y el fentanilo, sumado a otra cuestión, que tiene que ver con los hábitos de vida y demás.

Estamos ante una situación en donde en países en los cuales sobrarían recursos, también tenemos este tipo de problemas. Entonces, imaginamos en el nuestro donde están bajando recursos de prevención, de promoción de la salud, de la atención, de los tratamientos de enfermedades, y lo vamos a ir viendo en el tiempo. Hoy lo que tenemos son los números de los casos individuales, más de 50 o 60 personas que tenían medicación provista por la DADSE y que dejaron de recibirlos abruptamente. Luego comenzaron a recibirlo de una forma muy precaria, los hacen ir muchas veces por semana para retirarlos, medicamentos que antes se entregaba la capacidad para un mes o más. Esto va quitando adherencia y capacidad, y ya hay mortalidad por este caso, esto es algo muy directo.

De los otros casos, los que no se ven porque son más indirectos, también están aumentando de forma significativa.

Demian Reidel, "candidato al Nobel" con Javier Milei, fue oficializado como jefe de asesores del presidente

Ayer un gobernador nos contaba que, en su provincia, aumenta el gasto en salud pública porque mucha gente ya no puede pagar las prepagas, y por lo tanto aumenta la cantidad de pacientes que van al servicio de salud pública. ¿Es así también en la provincia de Buenos Aires?

Sí, en la provincia de Buenos Aires en los últimos seis meses se han incrementado en un 20% las consultas de las personas que son afiliados a las obras sociales o a las prepagas. Pero no solamente que las personas perdieron su obra social porque perdieron su trabajo o porque no pudieron pagar más la prepaga, los copagos o coseguros, que ahora se han liberado y legalizado, ya existían. Entonces, una persona en los últimos meses se encontraba en la situación de que por ahí tenía una prepaga, pero iba a su médico que habitualmente lo trataba, y le pedía 10 o 15 mil pesos de copago, y la persona no lo tenía. Entonces, esa persona termina en el hospital en donde el seguro de copago no se pide, se recupera exclusivamente el precio que está pactado por la prestación con el financiador que sea.

En la provincia de Buenos Aires hay un 20% de aumento de la demanda sobre hospitales en general, provinciales y municipales, y esto implicaría, para tener un dato, la necesidad de contar con 16 hospitales nuevos, porque estamos atendiendo esa demanda con la misma infraestructura que había hace seis meses; porque no se multiplicó un 20% la infraestructura en seis meses. Sumado también a las restricciones presupuestarias que hay, porque a la provincia de Buenos Aires se le sacó el 20% de los recursos que le correspondía y le corresponden, y que enviaba nación.

Elisa Carrió dijo que Cristina Kirchner le da "pena" y la definió: "Es una vedette venida a más"

La situación del sistema sanitario es crítica. El viernes nos vamos a estar juntando con la Comisión de Salud del Congreso porque 5000 clínicas y sanatorios están hoy técnicamente quebrados. Como no hay más ley por decreto de emergencia sanitaria, tienen deudas impagables, fundamentalmente con la AFIP y con el ANSES por no hacer aportes, y estaban protegidos por una ley porque no se pueden cerrar 5000 clínicas y sanatorios, por razones obvias.

Vamos a tratar ese tema porque se puede imaginar que esto se va a ir dando y toda esa gente que antes se atendía en esos centros de salud, los cordobeses por ejemplo. La Federación de Clínica y Sanatorios de Córdoba nos informó que ellos tienen 206 afiliados a sus cámaras y que calculan que van a quedar 65 que estarían en condiciones de sobrevivir. ¿Ustedes se imaginan el desastre sanitario? Las miles de camas de atención, internación y consultorios que esto significa.

No solamente el sector público está con problemas, no solamente las obras sociales, sino también el sector del prestador privado está en una situación crítica.

MB FM