Macron mantendrá su resistida reforma previsional

Internacionales
Lectura

El gobierno del presidente Emmanuel Macron advirtió que seguirá adelante con su reforma de las pensiones, que provocó una

target="_blank" target="_blank" href="https://www.perfil.com/noticias/bloomberg/bc-sindicatos-franceses-extienden-su-huelga-presion-para-macron.phtml">masiva huelga que ayer paralizó por segundo día consecutivo el transporte público del país y obligó a cancelar cientos de vuelos.

“El nuevo sistema garantizará a los franceses justicia y solidaridad”, dijo el primer ministro, Edouard Philippe, en un discurso solemne transmitido por televisión, al día siguiente de que al menos 800 mil personas salieran a las calles en más de setenta ciudades del país para rechazar la reforma.

Ferroviarios, policías, profesores, enfermeros, recolectores de basura, transportistas y chalecos amarillos también se sumaron al paro del jueves y amenazan con volver a salir a las calles el próximo martes.

Ayer continuaba la huelga de los transportes públicos, lo que provocó la cancelación del 90% de los trenes de larga distancia y el 70% de los regionales, mientras que el metro de París permanecerá cerrado todo el fin de semana y circulaban muy pocos autobuses.

En los aeropuertos, la situación era también caótica. La compañía aérea nacional Air France canceló por segundo día consecutivo el 30% de sus vuelos domésticos y el 10% de sus vuelos de media distancia debido a una huelga entre los controladores aéreos.

Convicción. Pese al temor de que el país quede bloqueado durante varias semanas, como ocurrió en 1995, cuando la ciudadanía torció el brazo del gobierno que quería reformar el sagrado sistema de pensiones, Macron no tiene intenciones de ceder.

“Estoy convencido de que con las organizaciones sindicales encontraremos un buen equilibrio sin renunciar a nuestra voluntad firme de crear un sistema universal” de pensiones, sostuvo Philippe, que aclaró que el gobierno “no busca la confrontación”.

La reforma, una promesa de campaña de Macron, tiene como objetivo eliminar los 42 regímenes especiales que existen actualmente y que permiten jubilaciones anticipadas y otros beneficios a ciertas categorías profesionales.

Algunos de estos regímenes, como los que gozan los empleados de las empresas de ferrocarriles o los marinos, entre otros, fueron creados para compensar la naturaleza riesgosa o desgastante en ciertas profesiones.

En su lugar se instaurará un sistema único, por puntos, que se aplicará a todos los trabajadores.

Para el gobierno, se trata de un sistema “más justo y simple”. Pero los sindicatos temen en cambio que el nuevo sistema atrase la jubilación, actualmente en 62 años, y disminuya el monto de las pensiones.

“Nuestros conciudadanos saben que progresivamente tendremos que trabajar un poco más de tiempo, pero es lo que sucede ya en otros países comparables con Francia”, dijo en su mensaje el primer ministro, sin dar más detalles.

Philippe, que se ha marcado el objetivo de tener la reforma ya implementada en 2025, prometió llevarla a cabo de forma “progresiva” y “sin brutalidad”.
El proyecto completo, del que se conocen apenas algunas pistas, será presentado el miércoles, añadió el jefe del gobierno francés.

Puntos centrales del proyecto

  • Se busca unificar los 42 regímenes diferentes actualmente en vigor en Francia con la creación de un régimen universal por puntos, con reglas comunes en el cálculo de las pensiones en las que todos los trabajadores gozarían de los mismos derechos a la hora de jubilarse.
  • Entre los regímenes especiales se destaca el de los trabajadores de la industria energética, que se jubilan a los 58 años, o los conductores y empleados del transporte público de París, que pueden hacerlo a partir de los 50 años.
  • Se mantendrán las “jubilaciones anticipadas” para militares, que recibirán puntos suplementarios, y para los funcionarios que cumplen tareas peligrosas, como los policías.
  • Macron prometió que mantendrá la edad legal de jubilación en 62 años, que rige desde 2010 y que sigue siendo inferior a la de España (65 años), México (65 años) o Alemania (67 años). No obstante, el gobierno contempla extender esta edad posiblemente hasta los 64 años para la generación nacida en 1963, para recibir una pensión completa, tomando en cuenta el “aumento de la esperanza de vida”.
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS