El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se contagió de COVID-19 en un reciente viaje a Cuba, pero ya está recuperado y a la espera de vacunarse.

Según un comunicado emitido el jueves por el Instituto Lula, el exmandatario fue diagnosticado con el nuevo coronavirus al llegar a Cuba en diciembre y estuvo en cuarentena en la isla, de donde regresó ya curado el miércoles.

Lula da Silva, de 75 años, había viajado a La Habana el 21 de diciembre para participar en un documental sobre América Latina dirigido por el cineasta estadounidense Oliver Stone. Pero el diagnóstico del nuevo coronavirus, que recibió el día 26, obligó a posponer las grabaciones, precisó la entidad que promueve sus actividades.

El líder del Partido de los Trabajadores no requirió hospitalización. Recibió atención y se recupera. “Ahora espera su tiempo en la fila para vacunarse”, indicaron portavoces del ex jefe de Estado.

ncl/lvs/mkh