El encuentro tuvo como objetivo definir una estrategia de financiamiento para la ejecución de obras de infraestructura social básica para los próximos 15 años junto al Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo. “Esto implica la posibilidad de corregir asimetrías en la logística integrada de las provincias”, destacó Capitanich.