Pobre Brasil

Internacionales
Lectura

“Chi poco pensa, molto erra” (Leonardo Da Vinci).

Nuestro gigantesco vecino y principal socio comercial vive un drama de grandes proporciones, que ha producido tres millones de contagiados, cerca de cien mil muertos y desplomado la actividad económica.

La explosiva combinación del Covid-19 y la negación de la realidad por parte del presidente Jair Bolsonaro, seguirá, lamentablemente, diezmando a la población, ahuyentando empresas y aumentando la desocupación.

Cuando la actual pandemia comenzó a golpear a la humanidad, hubo distintas reacciones. La incredulidad inicial produjo el ya histórico “Milano non si ferma” y el “is a small problem”, de Boris Johnson, pero pronto la inmensa mayoría de los líderes mundiales adoptaron actitudes más responsables, que salvaron y salvarán millones de vidas.

Solo Donald Trump y Jair Bolsonaro negaron la realidad y se enfrentaron con los gobernadores que quería tomar medidas restrictivas. El primero ha ido modificando su actitud, al ver que las encuestas ponían en riesgo su reelección.

BANER MTV 1

El presidente de Brasil, en cambio, no ha querido escuchar a sus ministros de salud, echó a dos de ellos sucesivamente, y reemplazó a estos médicos por un militar.

Se enfrentó en este tema no solo con sus adversarios históricos, sino también con sus aliados tácticos, los gobernadores de San Pablo y Río de Janeiro. Es bastante conocida tanto su desafortunada frase, calificando a la pandemia como una “gripezinha”, como su reprobable conducta, dando ejemplos de no conservar distancia ni usar barbijo.

Menos notoria es la línea de pensamiento, que surge de un comunicado de la Embajada de Brasil en Buenos Aires, sugiriendo que los gobernadores son los culpables de la masacre.

En efecto, al polemizar con el Ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, el Señor Embajador sostiene que “la Constitución de Brasil, como lo ha confirmado hace poco el Supremo Tribunal Federal, atribuye a cada provincia brasileña la responsabilidad por la política de cuarentena”.

El comunicado de la Embajada omite recordar que el citado fallo del STF fue una decisión en contra de la Resolución MP 926 de Bolsonaro, que trataba de impedir que los gobiernos estatales y municipales tomaran medidas para proteger a los ciudadanos de las consecuencias del Covid-19.

Otro extraño argumento es que los casi cien mil muertos tienen que ver con el tamaño del país o el volumen de su población.

India tiene mil cuatrocientos millones de habitantes, sobre una superficie de 3.280.000 km2 y Brasil solo doscientos millones, sobre 8.520.000 km2. Es decir que el gobierno de Nueva Delhi ha conseguido limitar las muertes en su país, con siete veces más población y casi el triple de densidad de la misma.

En los últimos quince días, Brasil vio morir un promedio diario de más de mil de sus ciudadanos.

Santiago Ramón y Cajal, médico español, premio Nobel de Medicina en 1906, dijo “lo peor, no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo, como aviso providencial de nuestra ignorancia”.

*Ex ministro de Relaciones Exteriores de Argentina.